Limpieza de fachadas y calles con agua a presión

El agua a presión es utilizada por los fontaneros profesionales para desatascar eficazmente tuberías, dado su poder desincrustante y su nulo perjuicio a cualquier material; pero también se usa para otros trabajos, como la limpieza de barro y detritus tras las labores de baldeos y achiques y la limpieza de calles y fachadas.

La limpieza más eficiente para fachadas es la que se realiza mediante agua a presión. Las razones son muchas.

Si las superficies son frotadas con cepillos o cualquier instrumento, su habitual textura porosa absorbe buena parte de la suciedad.

El agua que se proyecta a gran presión expulsa con total eficacia los restos pegados y todo tipo de suciedad de fachadas, calles, plazas y cualquier zona pavimentada, como garajes subterráneos o sótanos.




AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información